• Home / 
  • Categoria :

Estudio genealógico del apellido Pérez y su presencia en la Región de Los Ríos

Fotografía tomada en la charla dictada por José A. Pérez Valenzuela en De Todas las Aguas del Mundo (16-03-2018)

Autor: José Pérez A. Valenzuela

 

El estudio de un apellido se puede gestar por diferentes motivos. Algunos de ellos son la necesidad de conocer el origen familiar, determinar la veracidad de la historia familiar, o reconocerse como parte de un grupo humano particular.

Este estudio forma parte de la necesidad de conocer el origen familiar: por qué cierta persona abandonó la tierra de sus padres y dio comienzo a un largo itinerario bicontinental, para encontrarse un día en un territorio nuevo que, con el tiempo, llamaría hogar.

 

Primero debo comentar que la mayoría de los expertos en historia regional consideran a la genealogía como una de las ciencias auxiliares de la Historia, además de “una de las herramientas culturales y científicas más útiles para comprender hechos históricos en su verdadero contexto”.[1]

Su uso, como dice Loyzaga, “nos permite comprender la evolución de las sociedades y de los individuos, es decir, nos lleva de la mano al mundo de los conceptos y de las bases filosóficas que los sustentan. Las relaciones entre la Historia y la Genealogía son tan intensas que, a veces, resultan casi indisolubles”. [2]

 

El origen del apellido Pérez, según varios estudiosos, pertenece al grupo de apellidos denominados patronímicos,es decir, tuvo su origen en un nombre (en este caso en Pedro o Petrus; posteriormente derivaría en apellido.

Cabe destacar que es el más abundante entre los apellidos españoles y el más extendido en la Península. Motivados por esto y por la confusión creada entre familias del mismo apellido pero sin relación sanguínea, se comenzó a modificar el apellido agregándole, en algunos casos, el nombre del lugar de nacimiento o la ciudad o territorio conquistados. Nace así el apellido Pérez compuesto; entre ellos destacan Pérez de Valenzuela, Pérez Moreno, Pérez de Hita.

 

  1. Luis Pérez de Valenzuela fue creado Marqués de Campo Real en 1689; D. Alfonso Pérez de Saavedra y Narváez, Conde de la Jarosa, en 1720; D. Juan Manuel Pérez de Tagle, Marqués de las Salinas, en 1733; D. Gabriel Pérez de Alderete, Marqués de Casinas, en 1735; D. Antonio Pérez de Sarrió y Castañeda, Marqués de Peñacerrada, en 1761; D. Pedro Pérez Valiente y Brost, Conde de Casa Valiente, en 1791; D. Manuel Pérez Seoane y Rivero, Conde de Velle, en 1850; D. Manuel Pérez Seoane y Marín, Conde de Gomar, en 1875; Dña. Ángela Pérez de Guzmán y Bernuy, Duquesa de Denia, en 1882, y de Tarifa, en 1886; D. Manuel Pérez de Guzmán y Gordón, Marqués de Jerea de los Caballeros, en 1886, y D. Luis Pérez de Guzmán y Nieulant, Marqués de Bolaños, en 1886.

Muchos Pérez probaron su nobleza en la Órdenes Militares de Santiago, Calatrava, Alcántara, Montesa, Carlos III y San Juan de Jerusalén; en las Reales Chancillerías de Valladolid y Granada, en la Real Audiencia de Oviedo y en la Real Compañía de Guardias Marinas.

Antes de continuar, se debe aclarar que el estudio genealógico hace mención a uno de los apellidos Pérez presentes en la región y no los representa a todos, ya que no tienen relación entre sí.

 

En el presente estudio se pudo determinar que D. Francisco Pérez del Seijo(Seixo) era originario de la Parroquia de Santa María de Mantaras, una pequeña localidad del Reino de Galicia, donde mantenían residencia sus padres Romualdo y Regina. Según uno de los testigos del matrimonio entre D. Francisco y Juana de Dios Silva y Catalánen 1824, esta habría llegado a Valdivia junto con el novio dos años antes, y lo conocía desde España.

Este matrimonio se llevó a cabo el 9 de febrero de 1824 en la Parroquia Matriz de Valdivia, oficiada por el padre Latorre. Los contrayentes eran Francisco Pérez del Seijo y Juana de Dios Silva y Catalán, dama valdiviana de antigua familia. El matrimonio tuvo descendencia en seis hijos, cada uno de ellos con una prole numerosa y extendida por el sur del país. Los hijos fueron Victoria del Carmen, Félix Antonio, Tomasa Antonia, Patricio Jesús, Juan Manuel y Antonio Pérez y Silva.

Victoria del Carmen,nacida el 27 de julio de 1825, contraería matrimonio con Juan Nicolás Álvarez y Buendía el 21 de julio de 1845. Este matrimonio tendría descendencia en los siguientes apellidos: Álvarez, Silva, Cano, Rosas, Keuter, Kuhlmann, Valenzuela, Eckardt [Eckhardt?],Acosta y Saavedra.

Félix Antonio nació el 10 de noviembre de 1826. Contrajo matrimonio con Mercedes García y Riofrío el 18 de noviembre de 1851. Este matrimonio mantendría descendencia en los apellidos Pérez, Díaz y Vásquez. Se ha podido determinar que, debido a la falta de descendencia por ambas ramas, este grupo familiar se extinguió.

Tomasa Antonia nació el 8 de marzo de 1829, y contrajo matrimonio con Lorenzo del Transito Pérez y Madrid, el 31 de marzo de 1860. Este matrimonio tendría descendencia en los apellidos Mena, Manríquez, González y Gallardo.

Patricio Jesús nació el 16 de marzo de 1831, contrayendo matrimonio con Tomasa Álvarez y Vergara el 10 de octubre de 1854. Este matrimonio tendría descendencia en los siguientes apellidos: Pérez, Soto, Burgos, Carrillo, Salvo y Barril. Los descendientes de este matrimonio extendieron el apellido Pérez a diferentes zonas del sur del país: San Pablo, La Unión, Panguipulli, Santiago y otros lugares. También se destacan dos profesiones en particular: militar y carabinero. Rafael Pérez Álvarez fue militar durante un largo periodo de su vida y su hijo Alfredo Pérez Azócar, fue carabinero, llegando a sargento.

Juan Manuel nació el 23 de junio de 1833. Contrajo matrimonio con Juana María García y Riofrío el 10 de mayo de 1859. Su descendencia se mantiene en los apellidos Pérez, Holtheuer, Gallardo, Seitz y Muñoz.

Antonionació el 4 de enero de 1837, y contrajo matrimonio con María del Carmen Mena y Madrid el 4 de marzo de 1861. Tiene descendencia en los apellidos Pérez y Álvarez.

 

En el caso de este apellido en particular y de esta familia, no se ha podido establecer si tiene o no armas o algún título nobiliario otorgado por la Corona española o haber pertenecido a alguna de las Ordenes militares.

 

[1]Pablo Gil-Loyzaga, “Historia y Genealogía. Sobre vínculos entre Historia y Genealogía: Algunos comentarios previos”,en www.loyzaga.com/genealogía/

[2]Op.cit.